Centro de alumnos: Comienza una nueva historia

Por: Joaquín G. Oyarzo García.

Es miércoles 04 de Julio. Una mañana cubierta por nubes no logra ser un impedimento para que en la biblioteca “Alexander Lamb”, del colegio Nuevo Milenio de Villa Alemana, se viviera a plenitud la máxima expresión de la democracia política estudiantil: la elección de su nuevo centro de alumnos.

Comenzada la jornada escolar como de costumbre, los estudiantes pertenecientes al segundo ciclo de enseñanza básica y enseñanza media, hicieron valer su derecho a sufragio depositando su voto en las urnas de la biblioteca. Cuatro alumnos de Cuarto Medio fueron los encargados de llevar a cabo este proceso de elecciones. Antonella Figueroa y Diego Fuentes se encargaron de la mesa orientada a los cursos de básica, mientras que Alex Cumián y María Alejandra Munera estuvieron a disposición de la mesa de educación media. De esta forma, desde las 9:15 horas hasta aproximadamente las 13 horas, se efectuaron las votaciones, siendo más de 260 los alumnos que participaron en la elección.

Fueron tres las listas que ostentaban ser el próximo centro de alumnos. Las listas Uno y Tres estaban formadas tanto por alumnos de educación media como de básica. La sorpresa la dio la lista Dos, cuyos miembros se presentaron únicamente conformados por alumnos de Quinto Básico.

Depositado el último voto, se dio inicio al conteo. Asimismo, se escrutaron un total de 266 votos válidos, 5 nulos y 0 en blanco.

Los resultados fueron:

Lista 1: 30 Votos básica, 63 Votos media. Total: 93 votos.

Lista 2: 8 Votos básica, 2 Votos media. Total: 10 votos.

Lista 3: 81 Votos básica, 82 Votos media. Total: 163 votos.

Con más del 50% de preferencias, la lista Tres fue la triunfante de las elecciones y se posicionó como gobierno electo estudiantil. Presididos por Patricio Cariñe, los alumnos y sus respectivos cargos dentro del centro de alumnos son los siguientes:

Patricio Cariñe: Presidente.                               Felipe Lara: Delegado Educación Media.

Francisca Gibert: Vicepresidenta.                     Diego Castillo: Delegado Educación Media.

Christelle Navarrete: Secretaria.                       Sebastián Arias: Delegado Educación Básica.

Kelly Castro: Tesorera.

Estas son las caras visibles de la lista tres, pero cabe destacar que este equipo cuenta con más de 20 personas de diferentes cursos y edades, trabajando juntos para así hacer posible realizar un buen centro de alumnos. Además, su representante docente es la profesora de Lenguaje María Estefanía Guzmán, quien junto a tres alumnos asesores (Camila Paz Toledo, Maite Martínez y Joaquín Oyarzo), trabajarán junto al centro para orientarlos en su nueva labor escolar.

El objetivo de trabajo de este nuevo centro de alumnos no fueron las promesas que usualmente acostumbramos a oír año tras año en los debates preelecciones. En sus presentaciones, lograron dejar en claro que su norte sería el fortalecimiento de la participación entre el alumnado y el centro de alumnos, ya que si nos ponemos a pensar ¿qué pasaría si el centro de alumnos desaparece mañana?, ¿afecta en algo?, ¿se notaría realmente que ya no está?

Es por esta razón que el centro buscará fomentar el trabajo con los alumnos, ya que realmente no se le toma el peso a lo que es capaz de hacer un centro de alumnos bien organizado y, sobre todo, que sean fuente de confianza para sus propios compañeros. Esto debido a que en muchas ocasiones vivimos como estudiantes situaciones de injusticia o que derriban la moral y los valores institucionales, y simplemente callamos ante esto y sucumbimos antes de hacer frente a los problemas. Por eso, la idea de tener un centro de alumnos más cercano busca ayudar a que la confianza y el buen compañerismo sean los motores que impulsen la sana convivencia escolar.

El soñar con llevar a cabo propuestas ambiciosas como éstas no sería posible si no existiese un antecedente que los motivase. Con esto me refiero a los centros de alumnos anteriores, que poco a poco han ido construyendo este proyecto que, mediante pasa el tiempo, va adquiriendo mayor autonomía y también mejores proyecciones hacia años siguientes.

Pero la tarea de ser centro de alumnos nunca ha sido fácil. Lamentablemente, en nuestro colegio existe una baja participación político/ciudadana, lo que dificulta el trabajo del centro al no contar con amplio apoyo. Sin embargo, esta situación ha ido cambiando en el último tiempo. Cada vez son más los jóvenes interesados en querer ser partícipes del gobierno estudiantil, ya que se ven inspirados tanto por sus propios compañeros como por sus anhelos de hacer posible de una manera u otra los cambio o proyectos que tienen en mente.