Recuerdo por destacada participación cultural recibe bailarina de Ballet de Segundo Año Básico de Colegio Nuevo Milenio

Una libélula en vitró que simboliza el proceso de florecimiento de una futura artista de la danza clásica fue entregada a Trinidad Herrera, en reconocimiento a su interpretación de la musa de la “Casa del Árbol”, del desaparecido académico, periodista y Doctor en Filosofía, Carlos Böker.

Fue en junio del presente año que la alumna Trinidad Herrera, de Segundo Año Básico del Colegio Nuevo Milenio participó en grabación del futuro Centro Cultural para la V Región “Casa del Árbol” del sector de Chorrillos de Viña del Mar, del recordado y destacado académico, periodista, documentalista y dramaturgo, Carlos Böker Huber.

En la ocasión, la bailarina de seis años, interpretó a la pequeña musa que danza y habita las distintas habitaciones del recinto, otorgándole magia y ensoñación a una producción que uno de los espacios más fantásticos que posee Viña del Mar, que perteneciera al recordado y destacado doctor en Filosofía, profesor de Periodismo de la Universidad de Playa Ancha y docente del Doctorado en Comunicación de UNIACC, Carlos Böker Huber, quien falleció en marzo de 2011.

Durante la jornada matinal del día viernes 3 de agosto, Trinidad fue sorprendida con un maravilloso regalo de parte de Fatima Nadja Böker Norrman, artista y teóloga suecochilena e hija del reconocido periodista.

“El talento se tiene, debes cultivarlo”.

La actual dueña de la “Casa del Arbol” le envío a Trinidad una hermosa libélula en vitró de su autoría, como recuerdo de su participación en la obra de difusión de su padre, y en reconocimiento a sus grandes habilidades que se vislumbran con un gran futuro en el mundo de la danza clásica.

Al respecto, la directora del Colegio Nuevo Milenio manifestó sentir mucho orgullo de la participación de Trinidad en el mundo de la Cultura y las Artes. “Está en el ADN de los pequeños y, acá, en el establecimiento, los docentes potencian sus talentos. Es algo muy hermoso este reconocimiento y creo que para Trinidad será un hito que incentiva su continuación en el Ballet Clásico”.

Por su parte, Trinidad Herrera envió sus agradecimientos. “Me encantó. Muchas gracias por el regalo. Me encantó bailar recorriendo la “Casa del Árbol”. Tiene tantos adornos bonitos. Estoy muy contenta”.

Su madre, la apoderada Katherine Oliver, declaró estar muy orgullosa de los logros artísticos de la pequeña de tan sólo seis añitos. “Nosotros, como padres, los abuelitos y toda la familia estamos felices y tratamos de apoyarla lo que más se pueda. Que experimente, que crezca en experiencia donde la podamos llevar y donde la inviten. Siempre con ella, felices. Fue genial, el lugar, el apoyo, todo. Creo que para Trini, siendo tan chica, fue una experiencia muy importante que la llamaran y la escogieran. El colegio es muy bueno. Realizan el Festival de Talentos, en que no sólo destaca Trinidad, sino que muchos estudiantes más. Ese apoyo del colegio es fundamental en el desarrollo de sus capacidades y talentos”.

En tanto, Juanita Fernández, profesora Jefe de Trinidad, de Educación General Básica, indicó que “esto significa y refleja el trabajo de trinidad. Espectacular, me parece muy bueno por ella, para que experimente en otros espacios y pueda demostrar su talento, que es maravilloso. En el caso de Trinidad, tratamos de que exponga lo que sabe en todas las oportunidades y espacios que existan en las actividades del colegio. Hay un concurso de talentos en que participa con sus compañeras, tanto en Ballet como en danza moderna”, concluyó.